Duración
60 minutos + coloquio
Dirección
  • Carlos Tuñón

Yo soy Telémaco, que significa “el que lucha a distancia”.

Soy Telémaco, el que no fue a la guerra de Troya, el que esperó 20 años a que regresara el padre, el que no sabía qué hacer para recuperar el futuro que le habían prometido, un futuro secuestrado por los pretendientes de su madre, Penélope. También soy Luis Sorolla, dramaturgo e intérprete de la pieza, y os convoco para esperar juntos a que por fín llegue mi padre, Odiseo, y el actor que lo va a interpretar, Viggo Mortensen.

Odiseo, rey de Ítaca, el llamado el divinal Odiseo, el astuto, el de muchas mañas, el de multiforme ingenio, el protegido de Atenea. Soy hijo de Odiseo, el héroe de Troya, el mentiroso más hábil y célebre de todo el mundo clásico, el que tuvo la idea del caballo, el que acabó con la guerra. El que ganó la guerra.

Yo, un actor español desconocido para el gran público, junto a Viggo Mortensen, actor y director de talla mundial. Gracias a su generosidad y a la posibilidad de conectarnos cada uno desde su casa, podremos compartir pantalla durante un tiempo.

¿Cómo se es Telémaco si vienes después de Odiseo? ¿Cómo poder colmar vuestras expectativas como actor sabiendo que más tarde va a llegar Viggo Mortensen?

Hoy lucharé a distancia, hoy esperaremos juntos la llegada del padre, del rey, del mito. ¿Qué esperamos cuando esperamos?

Equipo

Una experiencia de
[los números imaginarios]
Producida por
Bella Batalla
Con el apoyo de
Teatro de la Abadía
Dramaturgia
Luis Sorolla, Gon Ramos y Carlos Tuñón
Dirección
Carlos Tuñón
Producción Ejecutiva
Nacho Aldeguer
Jefa Producción
Rosel Murillo
Ayte. Dirección
Mayte Barrera
Diseño Sonido / Gráfico / Audiovisual
JUMI
Medios y Comunicación
Amanda H C (Proyecto Duas)
Prensa
Josi Cortés
Distribución Nacional
Caterina Muñoz
Distribución Internacional
Lorenzo Papagallo (Xperteatro)
Agradecimientos
Mariana Cordero, Ariadna Gil y Ruy Gil Valdivieso

Fechas

20 Dic 2020 – 3 Ene 2021
Teatro de la Abadía, Madrid

Otras producciones

El encanto de una hora

Sucia